MITOMANO Y DESENTENDIDO GOBERNANDO VEGA DE LA MADRID

 

Redacción 5M

Tijuana 5M.- La muerte de la joven Assilem Munguía en el municipio de Tecate, fue el colofón de una larga lista de mujeres asesinadas en Baja California, es un serio problema que el gobierno de Francisco Vega de Lamadrid se niega a reconocer, pese al clamor ciudadano por seguridad y justicia.

Y es que al cierre del año 2017 de manera oficial se llevaba contabilizadas al menos 200 muertes violentas de mujeres en todo el estado. Mientras que organismos civiles insisten que este es un sub-registro en torno al cual el gobierno se empeña en minimizar o soslayar la magnitud de la crisis.

El mismo mandatario estatal fue casi forzado a abordar esta crisis, al limitarse a señalar que muchas de las muertes de mujeres según expuso, se deben a que cada vez más mujeres se dedican a actividades ilícitas.

Activistas sociales insisten en que se deben de revisar los perfiles de las víctimas y reconocer la situación de riesgo y vulnerabilidad de las mujeres, en un clima de creciente violencia que urge abordar con políticas de gobierno concretas y con visión de equidad de género.

Los mismos activistas lamentan la postura simplista del gobierno de Vega de Lamadrid, misma que han replicado los funcionarios de su gabinete, mayormente los encargados del rubro de la seguridad y la procuración de justicia, lo que deja en estado de indefensión a la sociedad en su conjunto.

La salida del Secretario de Seguridad Pública, Daniel de La Rosa Anaya tras los escándalos de desvío de 150 Millones de Pesos de la “Beca Progreso” donde se involucra directamente a su hijo; no vinieron a mejorar en nada los problemas con el arribo del tacetense Gerardo Sosa Olachea, quien de entrada asumió una postura indolente y de intolerancia al emprender una desquiciada “purga” dentro de la Policía Estatal Preventiva.

Assilem fue reportada como desaparecida el pasado 14 de diciembre y su cuerpo fue localizado en un terreno baldío ocho días después, causando la indignación de la sociedad bajacaliforniana.

Así las cosas, el gobernador Francisco Vega, se muestra más preocupado por apuntalar millonarias inversiones bajo la figura de las APP’s, incluida la construcción de plantas desaladoras en la zona costa, que atender el problema de los feminicidios.

 

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*