LOZANO, EL GRAN BUFON.

Por Carlos Atilano Peña

Históricamente, los bufones, hombres o mujeres, muchas veces enanos o personas deformes o grotescas, han ocupado un lugar privilegiado junto a reyes y poderosos por sus habilidades cómicas en pantomimas y representaciones histriónicas o burlescas, gozan de un especial privilegio ante los poderosos para decir lo que a nadie le estaba permitido pronunciar o reírse de quien nadie osaría hacerlo.

En esa descripción encuadra perfectamente Javier Lozano ( Panista y Priista a la vez), quien lejos de ser vocero es un vulgar y patético bufón. Queda claro, por un lado, que quienes forman parte del sistema político mexicano prefieren seguir bajo las órdenes de los Norteamericanos y por otro, descalificar a AMLO, con cualquier tontería, incluso con el falaz argumento del apoyo ruso. Hasta para eso les falta imaginación.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*