Published On: Sab, Ago 12th, 2017

EXPEDIENTE POLITICO

Share This
Tags

 

Por.- Alfredo Calva

 

 

Luminarias, se debe cancelar….

El solo hecho de que no se tiene un proyecto ejecutivo de lo que se pretende realizar en el sistema de alumbrado público en Tijuana, es motivo suficiente para que la pretendida licitación para iluminar al municipio que quiere llevar a efecto el gobierno local, sea desechada.

No se puede realizar un procedimiento de licitación sobre un asunto en el que no se puede establecer correcta y exactamente lo que se va a ejecutar, resulta estólido entregar a una empresa un contrato en el que quedarán plasmadas las acciones a llevar a cabo con base en el criterio y opinión del contratante, es decir, que este ordenamiento legal no este sustentado en un trabajo previo de estudio, análisis y proyección de lo que se requiere y es necesario hacer para que todo resulte bien.

Los integrantes del comité de licitación para el cambio de luminarias del sistema de alumbrado público del municipio de Tijuana, deben exigir la cancelación de lo que absurda y estólidamente aprobaron por mayoría en sesión de cabildo, la contratación de una empresa privada para que sea esta la que a través de sus lámparas el municipio pueda estar iluminado, durante un plazo de quince años.

No se debe continuar con ese proceso, no tiene sustento, con que bases podrán emitir una convocatoria que sea la normativa técnica y administrativa del proceso de licitación, la experiencia ha mostrada reiteradamente que cuando se actúa sin contar con un proyecto ejecutivo el resultado es un desastre, donde la incapacidad y la corrupción son sus componentes principales.

Que no consideran o han tomado en cuenta los hechos vividos en la administración de Carlos Bustamante, en donde la corrupción y la incapacidad técnica de quienes manejaron en ese entonces el intento de cambiar las luminarias del sistema de alumbrado le causo un grave descalabro a las finanzas municipales y que hasta el momento el ex alcalde goza de cabal impunidad.

Ejemplo similar se vivió en el municipio de Playas de Rosarito durante el gobierno de Javier Robles Aguirre, quien al igual que Carlos Bustamante quiso hacer negocio con el cambio de las lámparas del sistema de alumbrado y solo logró dejar un serio problema financiero a sus sucesor, Silvano Abarca.

Ensenada no se quedo atrás, Gilberto Hirata también le entro a la danza de los millones que daban los mercaderes de las luminarias que se acercaron a hablarle al oído para convencerlo de cambiar el sistema de alumbrado, problema que ahora carga el actual alcalde, Marco Antonio Novelo.

En los tres municipios se cometieron similares errores debido a la corrupción que les brotó por su ambición a sus respectivos gobernantes, quienes antepusieron su interés personal por el de la comunidad, no realizar un proyecto ejecutivo y emplear un sistema de financiamiento equivocado.

Veamos hasta donde llegan los integrantes del comité de licitación, por lo pronto, ya son varias las voces que hacen señalamientos de no continuar con el proceso por no existir un proyecto ejecutivo, confiemos en que en los siguientes días sean todos los miembros de ese ente quienes no pidan, exijan la cancelación de este absurdo proceso.

Ya veremos.

 

Y mientras tanto…

Fue demoledor el golpe de los “gringos” a la raza de bronce, al señalar con índice de fuego a uno de los iconos más queridos y respetados, Rafael Márquez.

About the Author

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>