AHORA RESULTA QUE DUARTE ESTA ENFERMO DE CLEPTOMANÍA, PODRIA QUEDAR LIBRE

Gran sorpresa causó el abogado de Javier Duarte, Pablo Campuzano, al revelar que su defendido podría ser perdonado de los cargos que enfrenta y puesto en libertad de forma inmediata, si se comprueba que padece cleptomanía, enfermedad que -según el defensor- el ex gobernador de Veracruz sufre desde hace años por culpa de un trauma originado en su niñez, y que le provoca una compulsión incontrolable de robar aun cuando no tiene necesidad.
Pablo señala que la Organización Mundial de la Salud reconoce este padecimiento como un trastorno grave, que incluso se origina por una alteración física ya que el cerebro del afectado produce una serie de reacciones química que originan que la persona tenga una fuerte necesidad de hurtar contra su voluntad:
“Lamentablemente miles de personas padecen esta enfermedad, la cual se caracteriza porque el afectado no roba por dolo o necesidad, sino porque su cerebro tiene un desperfecto que le produce una sensación de robar para calmar una extrema ansiedad que se origina por diversas reacciones químicas que dañan su cerebro.
El enfermo siente unas inmensas ganas de hurtar algo solo por la sensación de apropiarse de algo, esto no significa que roba con mala intención como lo hacen los delincuentes. Se trata de un padecimiento que incluso debe ser tratado con medicamentos, y por supuesto con terapia psicológica.
Este problema no respeta condición social, está comprobado que incluso millonarios lo sufren y constantemente roban, como mencioné no porque tengan la intención de hacerlo, sino porque sufren de una gran ansiedad y la única manera de calmarla es robando algo, ya sea algo pequeño como un chocolate o un lápiz, hasta millones de dólares como lamentablemente la enfermedad orilló a Duarte que lo hiciera”, relató.
El abogado señaló que incluso Javier y su esposa pretendían regresar el dinero que se robaban, pero sabían que esto causaría una fuerte confusión: “Duarte sufrió mucho porque incluso desviaba dinero sin darse cuenta, de repente se percataba que en su cuenta había millones de pesos de destinados a obras públicas, e incluso llegó un punto en que ya no distinguía la realidad.
La intención de él era devolver el dinero e inmediato, pero sabía que esto causaría un gran escándalo y lo tacharían de ladrón. Desafortunadamente calló tanto tiempo su padecimiento que al final quedó como un villano.
Cuando Javier era niño e iba a la primaria, los niños ms grandes le robaban sus cosas, desde el lonche hasta sus útiles escolares, esto provocó un trauma severo que lo hizo desarrollar en su adolescencia y hasta la fecha la cleptomanía, por lo que si se comprueba que robó lo millones del erario de Veracruz sin dolo tendrá que ser librado de inmediato, y el gobierno tendrá que pagarle el tratamiento para curar su enfermedad como resarcimiento por el daño que le hicieron al encarcelarlo injustamente”, puntualizó.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*